Un año de Misericordia que nos llama

El corazón del Padre Pio ya está en América
23 September, 2016
Claves de la reforma vaticana de los medios, según su nuevo estatuto
23 September, 2016

El 8 de Diciembre del año pasado, el Papa Francisco abrió las puertas de la misericordia en la iglesia de San Pedro. Es algo muy especial pues este tiempo es un año extraordinario.  Usualmente el jubileo ocurre cada 25 años y donde el último Jubileo normal ocurrió en el año 2000 decretado por el Santo Juan Pablo II.

Es interesante ver como en el año del Jubileo extraordinario de la redención de 1933, fue el mismo año que el Papa Pio XI levantó el aislamiento que tenía nuestro amado Padre Pio, celebrando su primera Eucaristía después de dos años en Julio de 1933.  Padre Pio recibió con inmensa alegría este momento y nos recuerda que el perdón siempre está, si se espera con paciencia y amor.

El Jubileo nos invita a reencontrarnos con los sacramentos de la Eucarística y la reconciliación, con la mirada profunda en los misterios del perdón, tanto recibir perdón como perdonar, pero también en el significado de entregar misericordia a otros, esto es: “Ser misericordiosos como el padre”.

Dios nos regala su misericordia y nos enseña que nosotros también debemos entregar misericordia a nuestros hermanos. Vasta solo buscar internet las obras de misericordia tanto físicas como espirituales para darnos de cuenta que no es difícil seguir los mandatos de Dios y el ejemplo de Jesus. Separarnos de nosotros mismos para ver en el otro el rostro de Jesus esperando por un abrazo, un pan, ropa o una sonrisa es donde nuestro corazón se llena de ese amor misericordioso.

Este Jubileo permite obtener las indulgencias plenarias,  Para obtener estas indulgencias, hay que cumplir unos pasos que a continuación se describen:

  1. Visitar o peregrinar hacia una Puerta Santa. Sabían que hay Puerta santa en cada ciudad del mundo designadas por la iglesia?  En Miami ve a las iglesias de Gesu o la Hermita de la Caridad
  2. Haber recibido el Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la Santa Eucaristía – comulgando.
  3. Vivir y realizar actos de misericordia.
  4. Orar por las intenciones del Santo Padre.

Podemos pedir indigencias por difuntos, sean familiares, amigos o personas que conocimos. Es pensar con misericordia en aquellos que ya no están con nosotros.

Por favor recuerda que este Jubileo termina el 20 de Noviembre, por lo que el tiempo se agota.  El próximo podría ser en el año 2025 y tal vez sea tarde para cada uno de nosotros. También recuerda que no es necesario un año extraordinario para ser misericordiosos con los demás.

Si deseas conocer más sobre este año extraordinario de la misericordia visita los siguientes sitios:

http://www.iubilaeummisericordiae.va/content/gdm/es.html

https://www.aciprensa.com/noticias/asi-se-podra-obtener-indulgencias-durante-el-ano-de-la-misericordia-44578/

Un saludo y Dios los bendiga.

Por:  Andrea Rusinque

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *